martes, 22 de noviembre de 2011

Caracas Venezuela Una ciudad tres veces vulnerable


Terremotos, deslaves e inundaciones son amenazas siempre presentes en Caracas
JAVIER BRASSESCO | EL UNIVERSAL
martes 22 de noviembre de 2011 12:00 AM
Los indios nunca construyeron al norte del río Guaire porque sabían muy bien los peligros que encerraba el valle donde hoy se asienta Caracas.

La destrucción ha estado siempre asociada a la capital, y para dar una idea del poder de arrase que aquí han tenido los desastres naturales, baste decir que el terremoto de 1812 mató a la quinta parte de los habitantes de una ciudad que no tenía ni ranchos ni edificios. O los destrozos, mayores o menores, que a cada momento están causando las lluvias.

Por sus antecedentes en materia de catástrofes, Caracas fue escogida en 2001 como objeto de estudio por tres facultades de la Universidad de Columbia (Nueva York). Ocho profesores y 30 arquitectos estudiantes de posgrado pasaron un semestre en el país realizando el que hasta ahora es el único estudio multidisciplinario de riesgo de su capital y diseñando un plan urbano resistente a cataclismos.

El mismo fue entregado a la recién creada Alcaldía Metropolitana, a la alcaldía Libertador, al Minfra, al Centro Simón Bolívar, al Colegio de Ingenieros, a la CAF y a la compañía Citgo de Venezuela en Tulsa. Sin embargo, el arquitecto Carlos Gómez, quien fuera el coordinador local del estudio, lamenta que hoy, diez años después, apenas se hayan tomado en cuenta las líneas de acción allí recomendadas.

Tres espadas de Damocles

Los desastres naturales a los que siempre ha estado expuesta la capital a través de la historia son tres: inundaciones, deslaves y terremotos.

Sobre estos últimos, el estudio de Columbia recuerda que Caracas está situada entre los límites de las placas tectónicas de Suramérica y el Caribe, las cuales se desplazan en direcciones opuestas a una velocidad de entre uno y dos centímetros al año. El terremoto es el elemento con el que la naturaleza reorganiza de golpe la corteza terrestre, y por eso el temblor será mayor mientras más años hayan transcurrido desde el último. Caracas tiene una tensión acumulada que data de 1967.

Entre las muchas recomendaciones del estudio estaba reforzar las columnas del puente El Pulpo en la Francisco Fajardo, a la altura de Plaza Venezuela, pues son extremadamente delgadas y por allí pasa todo el tráfico que conecta el Oriente con el Occidente del país.

También llamaba la atención sobre el hecho de que los ranchos de más pisos en los barrios son justamente los que están en su periferia, y que en caso de terremoto se derrumbarían y formarían una barrera infranqueable para entrar o salir, tal como ocurrió en Haití en enero de 2010.

Y aquí venía otra sugerencia: hay que tener espacios abiertos en los barrios en los que pueda aterrizar un helicóptero en caso de un desastre. También se afirma que la ciudad "formal" necesita más espacios abiertos para una contingencia, y recuerda lo importante que fue para Vargas en 1999 contar con el aeropuerto de Maiquetía.

Se llamaba la atención además sobre el hecho de que las normativas de cálculo sísmico y estructural son las mismas para toda la capital y no toman en cuenta la composición del suelo, que es muy variable: mientras Roca Tarpeya se asienta sobre un terreno sólido, Los Palos Grandes está sobre 300 metros de lodo. Asimismo, se recordaba que los tres viejos sistemas que traen el agua a la capital (El Tuy I es de 1956, el Tuy II de 1967 y el Tuy III de 1980) atraviesan fallas tectónicas. Se sugería crear fuentes de almacenamiento dentro de la ciudad, pues en caso de emergencia la capital solo tendrá agua para un día. Es algo a lo que habría que prestar especial atención porque los sismos provocan muchos incendios.

El agua como amenaza

En cuanto a los deslaves, se dejaba claro que toda la cara Sur del Ávila (igual que la Norte) es producto de deslaves que han tenido lugar periódicamente a través de la historia. Cada 25 años, más o menos, se producen períodos de destrucción masiva causados por la lluvia, con 300 o más milímetros de pluviosidad en 72 horas. Las tres últimas ocasiones en que esto sucedió fue en 1951, 1972 y 1999.

Las lluvias ocasionan también el tercer desastre natural que contempló el estudio: las inundaciones. Se llamaba la atención sobre el hecho de que Caracas, a nivel macro, es como una gran batea con una sola y minúscula salida: el cauce del Guaire a la altura de El Llanito. Las inundaciones en esta zona han sido siempre recurrentes, y por eso es que el casco central de Petare fue construido muy por encima de donde está hoy la Francisco de Miranda. Ampliar este cauce sigue siendo materia pendiente.

Por último, se recuerda que cada dólar invertido en prevención significa un ahorro de entre 10 y 12 dólares una vez que el desastre tiene lugar. Y que los llamados cataclismos naturales son también humanos, pues la naturaleza nos habla todo el tiempo, por más que nosotros nos hagamos los sordos.

Via: ElUniversal.com

lunes, 21 de noviembre de 2011

El Regreso de los Espirales-OVNI's de Rusia


Hoy ya empezaron a aparecer los primeros videos que nos hablan de "espirales-OVNI's" sobre Rusia, por ejemplo éstas imágenes grabadas éste 19 de Noviembre (2011). Bien señores, aquí la información con el aviso anticipado de los hechos. ¿Seguiremos pensando aún que se trata de señales extraterrestres? Revisar el caso del Espiral de Noruega (clic para ver).
Observa el Video:


Via: ultimosavistamientosextraterrestres

viernes, 11 de noviembre de 2011

Otra manera de ver un dia como hoy 11/11/11


El 11.11.11 simboliza un portal entre el cielo y la tierra que otorga más consciencia sobre la conexión del espíritu con la materia. Se habla de activación de nuevos códigos genéticos, de disoluciones kármicas, ruptura del velo védico que es el que impide recordar quienes somos y de donde venimos.
El tener en cuenta en meditación y oración esta fecha y su significado, permitirá la magia del descenso de mayor energía encaminada a la ascensión planetaria y por ende a nuestra elevación y sanación del cuerpo, la mente y el espíritu.
Escrito por: Edgar Espinosa síganlo en TWT @espinoedgar

jueves, 10 de noviembre de 2011

QUE PASA HOY 11/11/11?


VANESSA SÁNCHEZ | A CORUÑA Hagan este sencillo cálculo: sumen su edad a las dos últimas cifras de su año de nacimiento. ¿Quizás el resultado sea 111? Pasado el susto inicial, esta casualidad no tiene más que una lógica explicación matemática aunque, para algunos, detrás de esa cifra pueda haber un mensaje oculto. El 11 del 11 del 2011 se ha convertido ahora en la nueva fecha señalada por profetas apocalípticos como el día en el que llegará el fin del mundo. El impacto de un meteorito, una explosión solar o un nuevo desastre natural amenazan nuestra supervivencia. Quizás, sean estas unas de las últimas líneas que lean en su vida. Quizás no.

Desde que en diciembre de 2010 el astrónomo ruso Leonid Elenin descubriera el cometa que lleva su nombre -"que llegaría en el 2012 y destruiría el planeta al invertir los polos y su magnetismo"-, no han cesado las especulaciones; más, si se añade que un asteroide de 400 metros de envergadura, el 2005 YU55, pasó ayer entre la Tierra y la Luna a unos 324.000 kilómetros de nuestro planeta, lo que mucho auguraban como un peligro. "Ha habido otros cometas o meteoritos más cercanos y mucho más críticos que la gente ni siquiera conoce. A la hora de hablar de casos como estos hay que ser muy serios", cuenta Salvador Sánchez, del Observatorio Astronómico de Mallorca. Y es que el cielo, las constelaciones y los astros han sido siempre un referente a la hora de elaborar los calendarios y, también para presagiar catástrofes.

Voceros del fin del mundo han existido a lo largo de la historia de la humanidad. Pero lo cierto es que quién más quién menos se ha dejado llevar en esta ocasión por la infeliz coincidencia del número 11 en las fechas de otros trágicos acontecimientos: el 11 de septiembre de 2001 tuvo lugar el atentado de las Torres Gemelas; el 11 de marzo de 2004 se produjeron las explosiones en los trenes de Madrid que dejaron alrededor de 200 muertos, y el 11 de marzo de 2011 tuvo lugar un terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter que azotó la región norte de Japón. ¿Coincidencias? "Por supuesto, no hay por qué pensar más allá ni buscarle los tres pies al gato", dice el matemático Pere Estelrich i Massutí. "Lo que es evidente es que existe una relación entre los números y la naturaleza, pero eso ya lo sabía Pitágoras. Estamos hablando de la geometría sagrada", añade. Se refiere Estelrich a la creencia básica de que existen ciertas relaciones entre la geometría y la matemática y la espiritualidad, Dios y otros conceptos místicos.

El 11 representa la dualidad, tal y como explica Toni Hurtado, amante de las artes esotéricas y profesor de yoga, "y el mundo tal y como lo conocemos es dual: el bien y el mal", cuenta. El 11 también es el número adoptado por las sectas masónicas como sinónimo de muerte, aunque, según Hurtado, el 11 es un "número maestro". "Para mí, el 11 del 11 del 2011 será una jornada de espera, de reflexión, de reconectarnos con el lugar en el que vivimos. Parece ser que en torno a ese día se abrirá un nuevo portal energético que nos permitirá sincronizarnos de nuevo. Pero esto, desde luego, no es nada malo". Y justifica esta idea en torno a la activación del sol. Cada uno de los ciclos solares tiene una duración de 11 años y justo ahora se produce un cambio. "Creo que se nos está invitando a despuntar, a parir una nueva humanidad".

El preferido de los matemáticos

"El tema numérico atrae mucho, y a menudo la gente le asigna propiedades adivinatorias o esotéricas, pero es por falta de conocimientos", apunta Daniel Ruiz, vicepresidente de una sociedad de Matemáticas. "Además, ningún número por sí es más bonito que otro, eso ya es más subjetivo", añade.

La Cábala, que busca mensajes escritos a través de la Biblia -a cada letra se le puede asignar un número-, es una de las creencias más arraigadas en el mundo, aunque, su base científica puede discutirse. "Para empezar, el sistema numérico que nosotros conocemos en la actualidad es muy diferente al de otras civilizaciones, ha ido cambiando. Además, según qué países o culturas, ni siquiera los números se escriben igual. Por eso, decir que tal o cual cifra augura un cambio o el apocalipsis es, sencillamente, fantasear", subraya Daniel Ruiz.

Pero desde el punto de vista de los matemáticos, el 11, cuanto menos, es un número atractivo. Para empezar, es un número primo formado por una decena y una unidad, lo que permite realizar multitud de operaciones de manera mucho más sencilla. Y pone ejemplos. Si nos dan una cifra a dividir entre 11, la solución la obtenemos de una manera mucho más rápida que el tiempo que tardamos en coger una calculadora. "Como los múltiplos de 11 son siempre 22, 33, 44... lo que hay que hacer es siempre buscar a cuál de ellos está más cercano la cifra a dividir. Si es 35 entre 11 deberíamos hacer: 33/11= 3. Los decimales se obtiene de multiplicar 9 por el número que nos falta para llegar a 35 (en este caso 2). La solución: 3,181818...". Y con otras fórmulas iguales de sencillas se pueden resolver multiplicaciones y otras ecuaciones.

Y por cierto, explica Daniel Ruiz por qué a todos, la suma que les animábamos a hacer al principio da como resultado 111. "Es sencillo. Han transcurrido 111 años desde 1900, que es el referente del que partimos. A los que nacieron a partir del año 2000, la suma será 11. Así que nada de sustos", concluye.

Seguramente, el 11 del 11 del 2011 llegará y pasará sin mayores consecuencias aunque, es evidente, que todo tiene un fin y que la Tierra también tiene fecha de caducidad. Ya lo dijo y describió en su día de forma magistral el desaparecido astrónomo Carl Edward Sagan en Cosmos. "Dentro de varios años habrá un día perfecto. Entonces, a partir de un periodo de millones de años el Sol comenzará a hincharse, la Tierra se calentará, la mayoría de las formas de vida desaparecerán, el mar se retirará dejando libres las costas, los océanos se evaporarán (...) Eventualmente el Sol se tragará nuestro mundo y todo habrá acabado".

Pero mientras esperamos tal acontecimiento, mejor es ser optimistas. Quizás el polémico 11 del 11 del 2011 en el calendario simplemente sea el día en que nos toque el cupón de la ONCE que tiene premio especial para esta fecha.

Tomado de: Ines.es

Hoy viernes, 11 del mes 11 del año 2011, a las 11, 11 minutos y 11 segundos, se producirá una curiosidad matemática que sólo ocurre cada 100 años. Durante un segundo, el sistema horario y el calendario producirán un número capicúa, un palíndromo que se lee de la misma forma en ambas direcciones, formado por 12 números 11. Como ya ocurrió con el temido efecto 2000 o también en la Edad Media cuando se acercaba el año 1000, reflejado por el filósofo Ortega y Gasset en su tésis doctoral titulada "Los temores del año 1.000", todo tipo de supersticiones han surgido ante fecha del 11/11/11.

Así, en el cerro Uritorco, en Córdoba, se han congregado unas cuatro mil personas ayer en sorprendente vigilia para esperar la fe de la armonía y la paz, encuentro que se replicará hoy en Rosario, en Buenos Aires y en otras ciudades del país.

El día 11 del 11 del 2011 es considerado "de fuerte poder energético", dijo Angeles Ezcurra, sanadora y armonizadora espiritual. Y a pesar que los matemáticos saquen toda la magia a la fecha y la consideren sólo una nimia curiosidad, más de 23.000 personas se convocan en Facebook para realizar un "banderazo mundial por la paz" en lugares emblemáticos de distintas ciudades del planeta.

Otra cuestión que abona el costado mágico omnipresente en la vida cotidiana es también el azar trasladado a una proyección más urgente y pedestre, la Lotería Nacional espera para hoy una avalancha de apuestas al 11. Y no es sólo en Argentina, en España se agotaron los billetes para los 11 millones de euros de la lotería que organizó Once (Organización Nacional de Ciegos de España). Ni en grandes ciudades como Madrid, Sevilla o Zaragoza ha sido posible encontrar un solo billete. Tampoco en pueblos diminutos de España según varios medios locales.

En el Uritorco. La localidad serrana de Capilla del Monte, que tiene como centro convocante al enigmático cerro Uritorco, de 1979 metros, es desde anoche escenario de un singular encuentro que nucleará a unas mil personas en el cerro y a otras tres mil en la ciudad. Allí se desarrollarán por tres días el Encuentro para la Memoria Cósmica del 11.11, convocado por Matías De Stéfano, joven santafesino, de 24 años, reconocido como Niño Indigo, y la astrologa local, Ana María Frallicciardi. El epicentro de la multitudinaria reunión será en el aledaño Pueblo Encanto, ubicado en el norte del Valle de Punilla, a 100 kilómetros de Córdoba.

Matías recordó que el 11 del 11 del 11 disparó la convocatoria. "Había que hacer algo, y decidimos que el encuentro se efectúe en Capilla del Monte porque está reconocida como Erks (Encuentro de remanentes kósmicos siderales), ciudad intraterrena que se extiende a kilómetros por debajo de la tierra, grande como una gigantesca capital, construida en varias dimensiones desde hace miles y miles de años".

Aclaró que así como el 11 identifica "la conexión de uno mismo con la totalidad", el de hoy en particular no "es el día mágico en que toda cambia, en que todos nos conectamos, ni nada por el estilo. Es simplemente un aviso matemático universal, para las almas que esperan la reconexión para lo que hace mucho que están trabajando. Con este día recién empieza el camino otra vez hacia la reconexión de uno mismo hacia la totalidad, y para ello se me propuso efectuar esta convocatoria".

"Yo esperaba 200 personas, y se nos fue la mano, hay unos dos mil inscriptos", y un número similar que acompañará al encuentro.

Ana María dice que "en el día 11 del 11 del 2011 se abren canales directos de energías entre lo invisible y tu corazón".

Añadiendo como mensaje que "estás atravesando los velos de la ilusión para ascender desde la dualidad hacia la unicidad. Ahora puedes integrarte. En tu corazón está el código de la unidad y la integración. Estos canales de luz galáctica de unidad e integración quedarán abiertos para siempre en el planeta tierra".

Motivados por esas alternativas, unos cuatro mil visitantes, se han instalado en Capilla del Monte, completando la capacidad de alojamiento, para tomar parte de la programación.

De esa cifra, unos mil sacaron turno para ascender desde las 22 de al místico Uritorco, donde vivirán la experiencia de recibir al 11/11/11, dijo el administrador del lugar, Rafael García Pérez del Cerro, quien recordó que ese número de visitantes se dio en la última Semana Santa.

Dijo que la gente, en el cerro, estará "aguardando el amanecer, recibir energía, etcétera y tal vez algún avistaje", y añadió que entre los que ascenderán también hay gente de Europa, de Estados Unidos y de países latinoamericanos.

En lo relativo al "Encuentro para la Memoria Cósmica del 11.11", hay una programación de tres jornadas que se desarrollarán hasta mañana, con un costo de 385 pesos por persona, o en su defecto, pagos por días de asistencia.

Habrá meditaciones activas, expresiones creativas y artísticas y grupos musicales. Será un "fluido encuentro de almas", señaló.

También habrá trabajos para que todos los grupos de meditación "estén en sintonía", especifica la programación.

Una desusada cantidad de casamientos y celebraciones

La singular coincidencia del 11/11/11 ha disparado gran cantidad de casamientos en la ciudad de Buenos Aires, ya que 235 parejas pidieron permiso para contraer enlace en los 9 registros civiles porteños, cifra que casi duplica el número habitual de este tipo de acontecimientos para esta época del año, informaron fuentes oficiales.
   La decisión de comprometerse formalmente ese día parece acertada, ya que Angeles Ezcurra explicó que hoy “habrá una frecuencia energética distinta que bajará al planeta”.
   Para la sanadora y armonizadora espiritual este “cambio energético debe vivirse como una fiesta”, contradiciendo las versiones que hablan de un supuesto fin del mundo.
   La especialista espiritual comentó que el 11/11/11 “es un anticipo de lo que esperamos para el 21 de diciembre del 2012 otra fecha esperada para armonizarnos y armonizar el planeta, según las profecías mayas”.
   Sobre el carácter místico del número 11 hay diversas versiones, desde relacionarlo con los ataques a las Torres Gemelas en Nueva York, hasta una profecía de San Malaquías, quien en el siglo XI predijo que habría 112 Papas antes de un apocalipsis bíblico. Benedicto XVI es el Papa número 111.
   Ezcurra define la fecha como “una fiesta, porque vamos a armonizar la mente con el corazón, y depende de cada persona el hacerse cargo de este desafío, de hacernos cargo de nuestra vida y ser felices; soltar lo que nos hace daño, lo que nos angustia para poder creer y crecer”.
   En ese contexto, Ezcurra organizó una meditación comunitaria que se hará en el Planetario porteño. Invitó a los concurrentes a colaborar con alimentos no perecederos que serán donados a la Fundación Padre Mario de González Catán y a la parroquia Buen Pastor.
   “El desafío es que nos hagamos cargo de nuestra vida y ser felices; soltar lo que nos hace daño, lo que nos angustia para poder creer y crecer”, aportó Ezcurra.

El asteroide 2005 YU55 aviva las predicciones del fin del mundo


Luego de que el asteroide 2005 YU55 rozara nuestra atmósfera, al pasar a una distancia de 324.000 kilómetros de la Tierra, surge la pregunta de si la próxima vez el planeta correrá con la misma suerte.

Aunque la Nasa advirtió que el recorrido del asteroide no suponía ningún riesgo para la humanidad, no faltan quienes utilizan este tipo de eventos para darle fuerza a sus profecías del fin del mundo.

Entre las predicciones que han cobrado más fuerzas se encuentra la del pasado 27 de septiempre, cuando supuestamente el cometa Elenin se aproximaría a la Tierra a casi 90 mil kilómetros por hora y el impacto generaría una catástrofe.

Asimismo los investigadores mencionan a otro cometa desconocido que el pasado 4 de febrero produjo una pequeña «lluvia de estrellas» inesperada. La Nasa calcula que entre 2016 y 2023 se repetirá la aparición de las meteoroides.

Al preguntarle al investigador de la Nasa, Peter Jenniskens si el cometa podría colisionar contra nosotros, éste indicó: «No sabemos si el cometa ha pasado o si se está aún aproximándose a nosotros». Sin embargo, las probabilidades de un choque son «muy remotas».

Por si fuera poco, el temor que despierta en la humanidad la posibilidad de que algún meteorito impacte contra la Tierra, es alimentado por las cientos de teorías -hasta ahora fallidas-, documentales y películas que recrean posibles escenarios de destrucción masiva.

Con información de ABC
Via: Noticias24

miércoles, 9 de noviembre de 2011

LOS EXTRATERRESTRES HAN GUARDADO 50 AÑOS DE SILENCIO EN EL PROYECTO SETI: ¿O NO EXISTEN?


12 de junio 210. Muchos en este planeta estamos convencidos de dos cosas; si existen los extraterrestres con forma e inteligencia similar a la humana, deben de estar ubicados demasiado lejos (a millones o billones de años luz) para poder comunicarse con nosotros o viajar desde sus planetas hasta nuestro sistema solar; o bien, si dichos extraterrestres existen, aparte de su ubicación lejana, su forma corporal o la tecnología que han desarrollado nada debe tener de compatibilidad con la humana, y por lo tanto no podemos detectar su presencia o comunicación con la tecnología humana actual.

Ello podría explicar, en términos de eficiencia y productividad, que el Proyecto SETI hasta el momento haya sido un fracaso en su objetivo de lograr obtener señales de radio, que no sean ruido estelar, que tengan caracter informativo y que desde luego, provengan de otra civilización inteligente avanzada de alguna parte del universo que no sea la tierra.

Al respecto, Paul Davies en su nuevo libro The Eerie Silence plantea las razones de dicho fracaso y considera la necesidad de revaluar y reorientar el proyecto hacia caminos más lógicos en su aventura de localizar vida extraterreste. David Schwartzman, biogeoquímico de la Universidad de Howard en Washington DC, explica por qué piensa que los extraterrestres están ahí fuera, a pesar de que la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) sólo ha encontrado el silencio. También describe lo que tenemos que hacer para el planeta Tierra sea parte de el Club Galáctico. Enseguida su artículo:

El Gran Silencio, el fallo al detectar señales de inteligencias extraterrestres (ETI) mediante el programa observacional SETI durante los últimos 50 años, ha continuado y genera un gran ruido. No me refiero al ruido galáctico que puede ocultar una débil señal ETI, sino a todos los viejos argumentos que se reviven una y otra vez, ad infinitum. Más libros, más artículos, más silencio, más especulación. El último es la advertencia de Stephen Hawking a los terrícolas: mantén silencio o los alienígenas imperialistas nos devorarán cuando descubran que existimos. ¿Ha estado viendo Hawking demasiados DVDs de Star Wars? En lugar de esto, sospecho que el físico teórico más grande aún vivo está echándose unas risas a costa de nuestra ingenuidad.

Via: universitam.com

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.