martes, 29 de diciembre de 2009

Evacuación Mundial mensaje

¿Se viene el fin del mundo?: La NASA pronostica fuertes tormentas solares para el 2012


Un informe publicado por la NASA prevee fuertes tormentas solares para el 2012, lo que podría devenir en una caída en cascada de todos los sistemas de comunicaciones del planeta. Los teóricos del fin del mundo encuentran pruebas científicas para sus ideas.

Un reciente informe (un dossier de 145 páginas) realizado para la NASA y la ESA a traves de la Academia Nacional de Ciencias de USA corrobora algunas de las apocalipticas predicciones para el año 2012. El informe dice que se espera para el 2012 una tormenta solar que podría acabar con todos los sistemas vivos en la Tierra.

El tema de una tormenta solar a gran escala que afecte a todo el planeta ha hecho que algunos de los científicos de la NASA empiecen a creer las profecías de los mayas y los indios hopi sobre el fin de una era para el 2012. Estas personas predijeron el final de la Quinta Era (actual) con una gran tragedia cósmica. Y la NASA dijo en lo publicado por la Academia Nacional de Ciencias, que es un motivo de preocupación esta noticia. En este número se habla explícitamente de los riesgos potenciales de una serie de eventos catastróficos que se sucederan a lo largo de 2012. Estos eventos se caracterizan por el bombardeo de tormentas solares reales y por enjambres de un asteroide.

Según las teorías conspirativas, esto es lo que llevo a la idea de recoger semillas que se mantienen en la isla de Svalbard. El túnel que fue construido hasta Svalbard está situado a medio camino entre Noruega y el Polo Norte, y tiene la capacidad de contener 4,5 millones de diferentes muestras de semillas. Ya que cada muestra contiene 500 semillas de promedio, alrededor de 2,25 millones de semillas pueden ser contenidas.

Para leer mas : Urgente 24

lunes, 21 de diciembre de 2009

21 de diciembre 2009, 3 años antes


Hoy estamos en este mundo paralelo al que se despliega el 21 de diciembre de 2012.
Amanecemos, nos reencontramos, salimos, trabajamos, consumimos el día equivalente al que, dentro de dos años, culminará el ciclo que se está desarrollando.
Hoy es un momento excelente para pararnos, cerrar los ojos y ver.
¿Qué esperamos que pueda suceder en tan señalada fecha?
¿Realmente no nos estamos dando cuenta de lo que está ocurriendo? ¿Puede la neurosis colectiva impedir que sintamos como el mundo está cambiando?
Para quienes todo sigue igual todo seguirá igual; el tiempo seguirá dejando constancia en los almanaques y el olvido desdibujará su lápida en algún lugar colocada.
Nada ocurrirá que no esté sucediendo ahora, el final de una película únicamente nos indica que la proyección ha terminado y que, durante un tiempo, se ha venido proyectando, con la particularidad de que aunque el guión está escrito somos los actores de esta historia y tenemos la posibilidad de improvisar.
Muchos hemos visto como el cine americano ha imaginado los sucesos del 2012, ahora nos toca decidir si queremos participar como meros extras o asumir el papel de protagonistas.
Es cierto que los datos científicos pueden ser contestables, que los astrólogos lo que hacen es ratificar informes testados por los Mayas, que las investigaciones concluyen en un sentido y existen otros posibles pero, dentro de cada una, de cada uno de nosotros sabemos que está en juego algo mucho más importante que unos meros fenómenos climáticos, que un cambio de polaridad o unas tormentas solares, la oscuridad no puede anidar donde habita la luz y son muchas las luces que se apagan y otras tantas que se encienden a cada instante.
Hemos elegido dar un paso adelante y marchar hacia la meta y en esa andadura de nada sirve dudar, negar, temer, gemir; la mochila ha de estar repleta de lo único que nos hará falta para llegar: AMOR.
Hoy estamos en este mundo paralelo al que se despliega el 21 de diciembre de 2012.
Amanecemos, nos reencontramos, salimos, trabajamos, consumimos el día equivalente al que, dentro de dos años, culminará el ciclo que se está desarrollando.
Hoy es un momento excelente para pararnos, cerrar los ojos y ver.
¿Qué esperamos que pueda suceder en tan señalada fecha?
¿Realmente no nos estamos dando cuenta de lo que está ocurriendo? ¿Puede la neurosis colectiva impedir que sintamos como el mundo está cambiando?
Para quienes todo sigue igual todo seguirá igual; el tiempo seguirá dejando constancia en los almanaques y el olvido desdibujará su lápida en algún lugar colocada.
Nada ocurrirá que no esté sucediendo ahora, el final de una película únicamente nos indica que la proyección ha terminado y que, durante un tiempo, se ha venido proyectando, con la particularidad de que aunque el guión está escrito somos los actores de esta historia y tenemos la posibilidad de improvisar.
Muchos hemos visto como el cine americano ha imaginado los sucesos del 2012, ahora nos toca decidir si queremos participar como meros extras o asumir el papel de protagonistas.
Es cierto que los datos científicos pueden ser contestables, que los astrólogos lo que hacen es ratificar informes testados por los Mayas, que las investigaciones concluyen en un sentido y existen otros posibles pero, dentro de cada una, de cada uno de nosotros sabemos que está en juego algo mucho más importante que unos meros fenómenos climáticos, que un cambio de polaridad o unas tormentas solares, la oscuridad no puede anidar donde habita la luz y son muchas las luces que se apagan y otras tantas que se encienden a cada instante.
Hemos elegido dar un paso adelante y marchar hacia la meta y en esa andadura de nada sirve dudar, negar, temer, gemir; la mochila ha de estar repleta de lo único que nos hará falta para llegar: AMOR.
Via: http://www.2012ahora.es/

domingo, 20 de diciembre de 2009

OVNI sobre el Kremlin

lunes, 14 de diciembre de 2009

Separación de los mundos, entre el 12 y el 21 Dic. 2009


Queremos que la mayor cantidad de personas estén preparadas para la apertura del portal del 21/12/2009.

El Portal de Amor de la Puerta Estelar del solsticio de invierno del 21/12/2009

Nos estamos moviendo a través de una tríada de portales.. 11/11/2009 y 21/12/2009.

La puerta estelar del 11/11/2009 trataba de un cambio individual.

La puerta estelar del 12/12/2009, involucró cambios a grupos.

Hemos podido ver en el vértice que se abrió el 9/12/2009 en Noruega, que es una Señal Celestial y también un Portal Estelar que permitió el ingreso de un vasto número de Naves Estrella de otras Galaxias.
Ellas, están ya aquí en la Tierra y han venido desde las Fuerzas Cósmicas de la Luz para asistir a los seres Galácticos que ya están aquí, a realizar operaciones masivas conjuntas muy complejas.
Esta operación se llevará a cabo en un término de 72 horas y es el tiempo fijado para que el portal se cierre.
En la medida que eleve sus pensamientos usted se separa de viejos programas y se prepara mejor para encontrarse con su Llama Gemela en lo físico.

El Portal de la Puerta Estelar del 21/12/2009 trata de la finalización.

Este será el momento en el que viviremos en la Tierra Ascendida.

Esto se llevará a cabo durante 9 días después del 12/12/2009 entonces, aquellos que no pueden sostener su vibración proyectarán su físico en otro lugar.

El 21/12/2009 es cuando la Tierra estará plenamente preparada para coexistir con los Galácticos.

El portal que se abre permitirá la entrada de más naves de otras dimensiones que vendrán a vivir a aquí en la Tierra junto con los que están aquí.

Ellos traerán grandes cantidades de equipos y tecnología necesaria para cambiar a la Tierra, para liberarla de la polución, traen agua y suministros para las áreas desérticas, tecnología médica para sanación, instalaciones para entrenamiento donde mentores y consejeros que trabajarán con aquellos que viven aquí.
Estas naves podrán ser visibles o invisibles.

¿Todo depende de cuánto se realicen los arrestos?

Nosotros no decimos fechas, no hay armas, no hay chiripas.
La señal la dará el Almirante Sananda y el Capitán Ashtar.
La apertura del portal se cerrará en el momento de los arrestos y los arrestos pueden suceder antes o después de esto..

¿Una semana después de los arrestos habrá aterrizajes?

Las naves entrarán a través del portal y estarán en el lugar de los aterrizajes y trabajarán muy rápido en la conversión de la Nueva Tierra. Ya existen millones de naves alrededor de la Tierra y en el lugar para los arrestos.

La apertura del Portal del 21/12/2009, marca el momento en el que un vasto número de Naves Madre del Universo y de más allá, estarán listas para apoyar y estarán aquí físicamente para apoyar los aterrizajes cuando el momento sea apropiado..

El portal de la Puerta Estelar del Amor tiene como fin terminar con todo lo viejo y de iniciar un nuevo comienzo.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Nibiru o planeta x


Nibiru, para los babilonios, era un cuerpo celeste asociado con el dios Marduk. Nibiru significa "lugar que cruza" o "lugar de transición". En muchos textos babilonios se identifica con el planeta Júpiter, aunque en la tablilla 5 de la Enûma Elish se asocia con la estrella polar, que también se conocía como Thuban o posiblemente Kochab.
En opinión de Zecharia Sitchin, el planeta sería real, y habría adquirido el nombre del dios babilonio Marduk a consecuencia de una usurpación del poder por parte de este dios en el 2024 a. C., atribuyéndose la creación de la Tierra mediante la falsificación en las copias del poema épico Enûma Elish.

Según la descripción de Sitchin sobre la cosmología sumeria, Nibiru sería el buscado 12º planeta, o el Planeta X (que incluye la descripción de 10 planetas, más el Sol, y la Luna).

Igualmente indica que en la antigüedad se habría producido una catastrófica colisión de uno de sus satélites con Tiamat, un hipotético planeta también postulado por Sitchin, y que habría estado entre el planeta Marte y Júpiter; hecho que habría formado el planeta Tierra y el cinturón de asteroides. Además, según Sitchin, Nibiru habría sido el hogar de una poderosa raza alienígena, los Anunnaki. Como consecuencia de la colisión, según afirma Sitchin, el planeta Nibiru habría quedado atrapado en el Sistema Solar, volviendo al lugar de la colisión periódicamente en una órbita excéntrica. Más tarde vinieron a la Tierra.

Sitchin cita algunas fuentes que según él, hablarían sobre el planeta, que posiblemente sería una estrella (concretamente una enana marrón) que estaría en una órbita sumamente elíptica alrededor del Sol, la cual tuvo su perihelio hace aproximadamente 3.600 años y un período orbital de unos 3.600 a 3.760 años. Sitchin atribuye estos datos a los astrónomos de la civilización maya.

En un libro recientemente publicado, titulado 2012: cita con Marduk, el escritor e investigador turco Burak Eldem presenta una nueva teoría, sugiriendo que son 3.661 años los que duraría el período orbital del supuesto planeta y reclamando que habrá "una fecha de vuelta" para el año 2012. Según la teoría de Eldem, 3.661 es un séptimo de 25.627, que es el ciclo total "de 5 años mundiales" según el Calendario maya extendido. El último paso orbital de Marduk, añade, sucedió en 1649 a. C. y causó grandes catástrofes sobre la Tierra, incluyendo la erupción de Thera o como se conoce actualmente Santorini.

Según los seguidores de Sitchin, sus ideas estarían avaladas por su dominio en lenguas muertas como el sumerio, y asistidas por la traducción de piezas consideradas tesoros; aunque esto realmente no es científicamente un fundamento astronómico.

Las tormentas solares y el 2012


Las tormentas solares son uno de los fenómenos naturales que forman parte de las predicciones de aquellos que consideran que 2012 supone el fin de un proceso y el comienzo de una nueva Era.
Como confirmación de ello, en marzo de 2008 comenzó un ciclo que estaba previsto en las predicciones que llevaron a cabo los Maya en sus profecías.
Los científicos no pueden dar respuesta a los hechos que se están produciendo en el Sol, así el 20 de enero de 2008 se produjo una tormenta que alcanzó a la Tierra con su máximo de radiación en tan sólo quince minutos después de que comenzase la serie de explosiones, cuando lo habitual es que tarde unas dos horas.
Con independencia del fin del calendario Maya, de las especulaciones en pro o en contra de que sucesos se producirán, la realidad es que nos encontramos con fenómenos que resultan científicamente indemostrables pero físicamente son percatables y están produciendo consecuencias en nuestro día a día.
Las noticias de los medios de comunicación nos están alertando de que el clima ha dejado de seguir las estaciones tradicionales. En pleno mes de noviembre estamos teniendo unas temperaturas veraniegas cuando los termómetros deberían estar rozando los cero grados.
Más allá de las conclusiones de aficionados que nos aportan los comentaristas de los medios de comunicación y de las cuestiones que someten a debate los tertulianos seudocientíficos, la realidad es que la comunidad científica se encuentra ante un panorama insospechado y que no forma parte de ningún plan de emergencia, por muchas especulaciones que se hayan llevado a cabo.
Estamos viviendo momentos en los que vamos tomando conciencia de la vulnerabilidad de los habitantes de la Tierra y estamos pasando de creernos los amos del Universo que considerabamos que la cúpula estelar formaba parte de la decoración de nuestras vidas a plantearnos ¿cuánto tiempo nos queda formando parte de este Universo? y ¿quién se acordaría de nosotros si desaparecíesemos?
Representantes de diversos credos están elevando la voz ante la repercusión que ha tenido la película 2012 colocando en manos de su "Dios" lo que vaya a ocurrir, pero ¿hasta cuando dejaremos que sean otros los que decidan nuestro futuro presente?
Como se exponía en la obra "El señor de los anillos" estamos asistiendo a la lucha entre la luz y las tinieblas y cada instante que continuemos en el "dejar hacer, dejar pasar" seremos responsables de la esencia de nuestro nuevo tiempo en este planeta.

Me gustaría mucho que dedicases unos minutos a ver el vídeo que he colocado, su rigor científico y sus efectos visuales de ordenador para crear las tormentas nos acerca a lo que es y a lo que puede ser.

No olvidemos que el miedo paraliza toda acción y la ignorancia es prima hermana del miedo.

Via: http://www.2012ahora.es/

jueves, 10 de diciembre de 2009

Iceberg gigante a la deriva o simplemente cambio del eje terrestre?


Efe | Sidney (Australia)
Actualizado miércoles 09/12/2009 19:56 horas
Disminuye el tamaño del texto
Aumenta el tamaño del texto
Un iceberg de 140 kilómetros cuadrados, que se desprendió de la Antártida, se encuentra a la deriva en dirección hacia el sur de Australia y ofrece un espectáculo que algunos expertos han calificado de "una vez en la vida".

El científico Neal Young señaló que se trata de un fenómeno "muy raro, poco común, pero no inusual. Puede pasar mucho tiempo antes de que aparezca uno así, por lo que se trata de una visión que sólo se produce una vez en la vida", afirmó.

Los investigadores han bautizado al hielo gigante como 'B17B'. El iceberg tiene 19 kilómetros de largo y 8 kilómetros de ancho, y es uno de los mayores que se recuerdan cerca de Australia.

La pieza forma parte de un iceberg de tres veces su tamaño que se desprendió de la Antártida en 2000 y pasó cinco años quieto en un lugar a causa de las corrientes oceánicas en esa región.

Los científicos como Young prevén que B17B se resquebraje en su avance hacia el litoral australiano.

Federación galactica



Nuevas señales en el cielo




Mas noticias Bing VIDEO

viernes, 4 de diciembre de 2009

Un reputado astrónomo analiza en su nuevo libro la validez de la profecía maya sobre 2012


Denver, 2 dic (EFE).- El destacado astrónomo y antropólogo Anthony Aveni explora en su nuevo libro el misterio de la profecía maya sobre el año 2012 y el atractivo que las interpretaciones cataclísmicas tienen para el público estadounidense de hoy.

Conocido como uno de los padres del campo de la arqueoastronomía, Aveni combina en su obra la investigación arqueológica y la astronómica para aproximarse al conocimiento precolombino mesoamericano.

Escrito para el público general, "The end of Time" explora muchas de las teorías apocalípticas que circulan en torno al supuesto fin del tiempo en 2012, destacando su origen, difusión y atractivo aún para el público sofisticado del siglo XXI.

En la introducción, Aveni cuenta que la idea de escribir sobre el fenómeno "Y12" como le llama, surgió de una correspondencia electrónica que sostuvo con un adolescente canadiense quien le escribió muy preocupado por las teorías de destrucción en base a la supuesta profecía maya.

El tono urgente de los mensajes del joven hicieron no sólo que el arqueoastrónomo le contestara, sino que impulsó a ambos a investigar las teorías que circulaban en torno a 2012.

Al ir leyendo al respecto, Aveni se dio cuenta de que aunque abundaban las teorías e interpretaciones, uno de los aspectos menos estudiados era por qué resultaba tan llamativa hoy día la creencia de una civilización tan remota como la maya, de la cual en realidad se sabe tan poco.

¿Qué sucederá el 21 de diciembre de 2012, fecha en la cual culmina el calendario maya en cuenta larga regresando a cero?, se plantea el autor.

En su entretenido y bien documentado libro, Aveni desacredita con evidencia científica los rumores de destrucción y catástrofe que acompañan la fecha en la imaginación popular y explica lo que ésta podría haber significado para el pueblo maya y lo que significa para nosotros hoy.

Aveni explica que la civilización maya concebía el tiempo como cíclico, lo cual también coincide con una concepción mítica del tiempo.

Según expone, la escatología, esa parte de la religión que trata sobre el fin del mundo, distingue dos doctrinas temporales: la mítica y la histórica.

Las creencias apocalípticas de tradición judeocristiana, explica Aveni, se sitúan en ésta última ya que responden a un concepto lineal del tiempo.

En cambio, los mayas concebían el tiempo en grandes ciclos que terminan e inician con cambios significativos en los períodos de transición.

De ahí el temor asociado con el final de un ciclo y el comienzo de otro, como anticipan los mayas para fines del 2012.

Sin embargo, Aveni explica que las inscripciones mayas relacionadas a la profecía deberían comprenderse más como un mecanismo para preservar el poder político y la estabilidad que como una profecía literal.

Los mayas, afirma Aveni, comprendían perfectamente el capital político y religioso que provenía de poder predecir lo que iba a suceder en base al estudio de los astros.

No es raro que al comprender esto, explica, los maya hubieran dedicado tanto empeño a estudiar los cuerpos celestes y a pronosticar con gran precisión acontecimientos astronómicos.

La interrogante que perdura a lo largo del texto es qué relevancia podría tener el fin de un ciclo calendario de una civilización remota y poco conocida para la gente de un país tecnológicamente avanzado como EEUU en pleno siglo XXI.

El autor señala que en EEUU existe una fuerte corriente anticientífica, en la cual las teorías apocalípticas encuentran refugio.

Según el autor, las teorías cataclísmicas del Y12 y otras que les han precedido tienen en común la creencia en un conocimiento escondido al cual tienen acceso unos pocos privilegiados.

Esta creencia, explica Aveni, es uno de los pilares del agnosticismo de los primeros siglos del cristianismo y su legado perdura aún en la imaginación popular de nuestros días.

El tono del libro revela un genuino interés por parte del autor no tanto en refutar como científico las creencias populares, sino en examinar como antropólogo el porqué perduran en nuestros días.

En su estudio, Aveni concluye que bajo esa corriente anticientífica estadounidense, donde sitúa desde el evangelicalismo hasta las ideas de la nueva era, se esconde un deseo de conocimiento casi místico de acercarse a lo desconocido y quizás también un impulso escapista hacia lo esotérico, lo inexplicable.

También, añade el autor, el pensamiento puritano estadounidense ha programado al pueblo a sentirse en quiebra moral y necesariamente en busca de renovación, lo cual contribuye al atractivo de un tiempo cíclico con sus conclusiones e inicios.

A fin de cuentas, el libro de Aveni termina explorando más a fondo la sociedad estadounidense actual y su obsesión por la profecía y las teorías cataclísmicas que el pensamiento maya en el cual se basan.

(THE END OF TIME The Maya Mystery of 2012. Anthony Aveni. University Press of Colorado. 182 páginas).
Via:Yahoo

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.